Urnas con sorpresas

La sorpresa inesperada de las urnas fue el lugar que ocupó el periodista Tomas Méndez.

 

El domingo pasado fueron las elecciones a intendente en la controvertida ciudad de
Córdoba y el escenario político planteaba una disputa entre varios candidatos. Digo
“controvertida” haciendo alusión a que se trata de una ciudad que reclama a gritos
seguridad y mejoras en el transporte público y la recolección de residuos y cloacas, entre
otras tantas cosas.
Sin embargo, los resultados obtenidos no reflejaron dicha realidad. A partir de esto, cabe
preguntarse: ¿los ciudadanos quieren un cambio verdadero o le temen? Y si quieren
realmente un cambio, ¿por qué vuelven a elegir el mismo intendente?

Al enunciar tanta crítica al gobierno en cuestión y querer otra propuesta, se confiaba en
que el resultado sería otro. Podría decirse que hubo personas reflejadas en el 32% de los
votos que eligió creer que el Dr. Mestre, con su propuesta, necesita otros cuatro años
más para continuar y terminar su proyecto de gestión. Los ciudadanos le otorgaron este
tiempo para que él culmine y cumpla las promesas hechas.

La sorpresa inesperada de las urnas fue el lugar que ocupó el periodista Tomas Méndez,
que, habiendo tenido poco tiempo para difundir y hacer conocer sus propuestas, logró
centrar la atención de ciudadanos que creyeron en el Movimiento ADN y lo acompañaron
con su voto.

La alianza Juez-Riutort no logró alcanzar las expectativas que tenían. Ocupó el cuarto
lugar detrás de Esteban Dómina. Queda en evidencia que la unión de los dos proyectos
no convenció a la ciudadanía -que no los acompañó en las urnas- y que tendrán que
revisar y corregir lo que ellos crean que les jugó en contra, y aprender para poder salir
menos lastimados. Con este resultado hubo algunos beneficiados, ya que muchos
querían callar esta propuesta.

Giacomino, por su parte, obtuvo un porcentaje bajo de los votos. Su discurso sólo se
basó en muchas críticas y no en proponer y plantear un proyecto nuevo. Además, no
contó con el apoyo total de su propia fuerza, el Frente para la Victoria.

En fin, esta elección dejó muchos interrogantes para responder y mucho para debatir.

Desde mi punto de vista, favoreció a Ramón Mestre no sólo para continuar con su
gestión, sino también para ir preparando y trabajando en su candidatura a gobernador en
los próximos cuatro años. Por otro lado, Tomas Méndez aparece como el mayor ganador
de las urnas, quitándole protagonismo a las demás fuerzas políticas y convirtiéndose en
el principal opositor del radicalismo.

Views All Time
Views All Time
382
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App