SÚPERVERGÜENZA

SÚPERVERGÜENZA

Una vez mas, la violencia se hace presente en el fútbol argentino. En este caso en el partido por los octavos de final de  la Copa Libertadores, se produjeron incidentes que provocaron la suspensión del encuentro.

El Superclásico argentino fue opacado por incidentes provocados por los hinchas xeneixes antes de iniciar el segundo tiempo.

Los jugadores de River fueron agredidos con gas de preparación casera en la manga de salida que conduce desde el vestuario hasta la cancha, en el momento en el que salían a jugar el segundo tiempo del encuentro.

“Tiraron gas cuando íbamos a salir a jugar el segundo tiempo”, contó el Pity Martínez, uno de los más afectados. Los jugadores  agredidos en el episodio fueron, además: Vangioni, Ponzio, Funes Mori, Kranevitter y Driussi. Los mismos tienen quemaduras de primer grado según el medico de la CONMEBOL.

Tras más de una hora de estar demorado el partido, los árbitros junto con las autoridades de la CONMEBOL y los capitanes de los equipos,  tomaron la demorada determinación de suspender el partido.

La CONMEBOL sancionó a Boca eliminándolo de la copa. Entonces por parte de River se clasificó a cuartos de final donde se cruzará con el equipo brasileño de Cruzeiro. Además el club de La Boca, recibió una multa de 200 mil dólares. Podrá participar de los próximos torneos internacionales, pero fue castigado con 4 partidos a puertas cerradas por torneos continentales de local y 4 como visitante sin público. La Bombonera no recibió la sanción que se esperaba y no estará clausurada.

Para hacer este hecho aun mas increíble, luego de los incidentes se produjeron mas situaciones lamentables como por ejemplo: la aparición de un drone sobrevolando la cancha con un “fantasma” con la letra  “B”. También hubo cánticos de la   hinchada a los jugadores rivales con tono de agresión como: “River sos cagón”. Ademas hubo problemas en la salida de  la cancha hacia los vestuarios con los jugadores luego de tomada la decisión de suspender el partido. Esto demoró mas de dos horas debido a la nefasta organización y a la poca seguridad ofrecida.

A pesar del operativo de seguridad de 1200 efectivos policiales, que resultó ineficaz, los incidentes continuaron hasta que los jugadores se retiraron de la cancha. Jugadores de River eran agredidos pero en este caso con botellas plásticas arrojadas desde la tribuna.

Sin dudas este es un hecho que avergüenza tanto a las instituciones como a los hinchas que nada tuvieron que ver con el episodio. Y sale a la luz una vez más la polémica por la violencia en el fútbol argentino que recae sobre los dirigentes de los clubes, las autoridades de seguridad y en dirigentes de la CONMEBOL en este caso.

Views All Time
Views All Time
372
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario