Manrique: “Nos unió esa alegre rebeldía ante la falta de cambios”

Por motivo del aniversario nº 4 de la fundación de la agrupación Caleuche, “El aspirante” entrevistó a parte de sus integrantes. Cómo surge, sus fines y su perspectiva de la actual situación en la FCC.

Pasados 4 años y un día del surgimiento de la agrupación “Caleuche, alternativa en movimiento”, Andrés Giménez Manrique, integrantes y uno de los fundadores de la agrupación, y Tali Robino, otra de los integrantes de la misma, nos hablan sobre el movimiento y nos cuentan detalles de su historia.

¿Cómo surgió Caleuche? ¿Qué fue lo que los motivó a crearla?

Caleuche surge como una alternativa a lo que se venía dando. Viene a romper inercia que había en la escuela, de un ambiente para nada politizado, muy quieto. Se daba una polarización tal entre las dos fuerzas mayoritarias (Arcilla y Sur) que siempre era una inercia constante en donde todos los años eran las mismas propuestas. Pero no solamente eso, sino que veíamos que desde el centro de estudiantes había una inercia muy fuerte, de una cuestión de no utilizar esta herramienta gremial para defender a los estudiantes y muchas otras cosas más.

Cuando se formó Caleuche, nosotros éramos un grupo de estudiantes que nos conocimos cursando y a pesar de ser de diferentes años, nos unió esa indignación o esa “alegre rebeldía” ante la falta de cambios, como el plan de estudios que se venía hablando de hace tanto tiempo pero nunca pasaba nada. Entonces Caleuche busca romper con esa inercia que se venía promoviendo desde el mismo centro de estudiantes.

Por eso, Caleuche viene del mapuche “gente en transformación” y agregamos “alternativa” por promover una nueva alternativa distinta en la ECI y “en movimiento” como una forma de cambiar lo que no nos gusta, no criticando, sino haciendo.

Con el nacimiento de la agrupación, comienzan a hablarse ciertos debates y cuestiones, como la cuestión de género, con la cual nuestro movimiento fue la primera en crear un espacio de género para trabajar transversalmente el contenido del plan de estudio con comunicación con perspectiva de género. Lo mismo con la auto gestión de géneros, planteada por primera vez por nosotros como un contenido que se tiene que ver en el plan de estudios.  Y algo muy novedoso que presentamos en las elecciones son las plataformas participativas, es decir, nosotros no construimos nuestras propuestas sino que, hacemos una reunión abierta para todos los compañeros estudiantes para que planteen lo que consideran que se necesita y en base a eso construimos las propuestas.

Hace cuatro años atrás, durante la semana del comunicador, nos encontramos con ideas establecidas por el centro de estudiantes, Arcilla, que en realidad habíamos planteados nosotros como estudiantes. Cuando denunciamos que las propuestas eran nuestras, preguntando por qué no se visibilizaba las ideas de compañeros independiente, nos dijeron “si no les gusta, hagan una agrupación, preséntense a las elecciones y ganen el centro”. Eso nos convenció para crear esta agrupación.

¿Sobre qué bases fundaron la agrupación?

Caleuche es un proyecto que está en la ECI, pero que forma parte de una corriente universitaria nacional que trabaja de manera coordinada con compañeros de universidades de todo el país y de otras facultades acá en la UNC. También formamos parte del Movimiento Popular Patria grande, que apunta a la construcción multisectorial, no sólo en la universidad sino también en barrios y sindicatos, para poder organizar a la gente y con la gente en los distintos sectores.

Entonces, Caleuche nace como una necesidad de plantear una alternativa en la ECI, desarrollando cuestiones específicas para la comunicación, como una comunicación popular, alternativa, con perspectiva de género y nuestra americana. Esa sería la base de la agrupación y en la que se funda. Después en cuestiones que van en sintonía con el movimiento al que pertenecemos, nos consideramos feministas, basándonos en un feminismo popular. Nos consideramos latinoamericanistas, pesando a Latinoamérica como una patria grande. Somos internacionalistas  porque creemos en la cooperación y solidaridad entre los pueblos, sobre todo entre América Latina y los pueblos oprimidos. Y somos anti imperialistas ya que no es posible que gobiernos de países poderosos opriman a otros países, más bien, a los llamados sub desarrollados, por eso el anti imperialismo reafirma la soberanía de los pueblos, y anti capitalistas, como la principal cuestión que hace a la desigualdad de hoy. Por último, obviamente, defendemos la educación pública ante todo y la democracia y participación ciudadana.

Esto se ve en nuestra propia estructura. La participación y la toma de decisiones de forma colectiva se ven tanto dentro de nuestra organización como con los compañeros y compañeras.  A la hora de discutir, proponer y debatir los desafíos de la facultad, intentamos garantizarlos de forma horizontal, es decir, entre todos discutimos las cosas y definimos de la forma que más consenso lleven.

Y desde la militancia, una cuestión importante es no vernos como otras organizaciones, como militantes y estudiantes por separado. Los militantes de Caleuche, somos ante todo estudiantes y sabemos que las trasformaciones que queremos hacer en nuestra escuela no las vamos a hacer solos sino con nuestros compañeros, discutiendo y acercando las problemáticas a ellos.

¿Les fue difícil establecerse y ser reconocimos como organización?

Nosotros somos independientes de toda organización tanto política como económica. No queremos esperar a que otros hagan política por nosotros, queremos hacer política, participar y decidir por nosotros mismo. Nos auto gestionamos, no tenemos ninguna bajada económica ni de parte de algún partido ni de la universidad. Lo que tenemos, lo logramos con actividades de financiación propias. Todo lo hicimos a pulmón, a pura fuerza de trabajo, privilegiando, sobre todo, la independencia política y económica que es lo que muchas veces no se ve por parte de otras organizaciones. Y en relación a otras agrupaciones, como el centro de estudiantes, que hasta hace unos meses estuvo alienado al rectorado de Tamaris, ellos siempre recibían mayores cosas que otras agrupaciones, como los subsidios estudiantiles, porque tenían una ayuda económica. Nosotros como somos independientes, no tenemos.

Por eso se hizo difícil posicionarse, ya que cuando otro tiene más dinero, para poner carteles, banderas, etc, obviamente va a ser difícil hacerse ver. A pulmón, las cosas se hacen más lentas. Pero después de estos cuatros años nos pudimos posicionar para que los estudiantes nos vean.

¿Cómo fue creciendo Caleuche a lo largo de estos años?

Comenzamos siendo siete compañeros y compañeras, de los cuales solo quedamos dos. Al recibirse y luego irse compañeras importantes, la organización se basó en compartir con cada vez más personas las ideas que uno tenía, hubo y hay compañeros que sintonizaron con eso que pensábamos y así fue como el movimiento de Caleuche fue fluctuante  ya que durante un tiempo solo éramos cinco compañeros que se intentaban organizar como podían para seguir adelante; y ahora con el momento que no solo está atravesando la facultad, sino el país con el avance de la derecha, muchos compañeros decidieron sumarse y ayudar a revertir la situación que estamos viviendo.

El mismo ritmo de militancia que se llevó siendo cinco, se lleva ahora siendo 16 compañeros militantes.

¿Cómo ven a la ECI hace cuatro años y como la ven ahora?

Ahora se pueden crear nuevos debates con los compañeros, el pensar críticamente que plan de estudios queremos, no solamente diciendo sino reclamando pero  con capacidad crítica de auto gestionar la comunicación. Entonces, esa cuestión de introducir los nuevos debates en la ECI es uno de los mayores cambios. Y después la politización que hay en la escuela, tiene que ver en gran parte con lo que planteamos de romper la inercia, porque se vieron cosas distintas que hicieron que se reactivara la movida política de la escuela. A partir del nacimiento de la agrupación, surgieron fuerzas nuevas, lo cual es totalmente positivo ya que la pluralidad de voces es algo importantísimo.

¿En qué creen que se debe seguir trabajando como agrupación y como facultad?

De cara al proceso normalizador, se puede discutir el plan de estudios que se venía discutiendo en sesiones, pero, no de forma pública. Creemos que es un debate que lo tiene que dar toda la comunidad de la ECI, docentes, egresados y estudiantes. Debemos encontrarnos todos, vernos las caras y debatir. Entonces propusimos una “jornada de debate y construcción del plan de estudio”, es decir, dos días donde no habrá clases en la facultad donde los docentes y estudiantes se puedan juntar para hablar sobre el plan de estudios que se quiere tener, para trabajar en una propuesta. Esto se habló pero gracias otras fuerzas no salió. Vamos a seguir insistiendo. Un paso de escuela a facultad es una nueva oportunidad para modificar lo que sea necesario para lograr una facultad más inclusiva, como por ejemplo, el proyecto que presentamos para el régimen de estudiantes.

¿Cómo ven el clima con respecto a las elecciones? ¿Cómo se ven ustedes frente a esto?

Todavía el clima está tranquilo, pero nosotros ya empezamos esta semana repartiendo volantes acerca de que es lo que se vota, facilitando la información a los estudiantes. Ya que antes de decir nuestras propuestas, los compañeros tienen que saber lo que está pasando en la ECI,  para que las elecciones que haga cada uno, la haga consciente, conociendo lo que vota.

Somos una organización que va creciendo cada día y tenemos las expectativas de que el esfuerzo que hacemos se vea reflejado en las elecciones.

¿Si ganan, qué cambiarían y qué mantendrían?

Si ganamos el centro, lo primero que haríamos, sería, abrir el centro de estudiantes. Que realmente, sea un espacio en donde todos los estudiantes puedan participar, que no tenga el color de la agrupación que lo conduce.  Que sea un espacio de participación de todos los compañeros, abriendo los espacios físicos (que podamos ampliar el centro, que haya material, reuniones abiertas donde todos decidan qué hacer con los recursos y el presupuestos, etc.)

Otro punto que desarrollaríamos sería la digitalización de apuntes, que aunque ya lo venimos trabajando con la Biblioeci.com, tomaría mayor impronta ya que permitiría digitalizar todos los  apuntes.

Y por último, el centro de estudiantes no solo tiene que estar en las aulas, sino también en las calles, en las movilizaciones y marchas.

Queremos un centro abierto, participativo, democrático y en lucha.

Views All Time
Views All Time
433
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App