La legalidad de esfumarse la vida

La legalidad de esfumarse la vida

La adicción al tabaco o como todos le llaman “la droga legal” se hace cada vez en más jóvenes el infaltable entre los libros de la facultad.

 

Hoy en día son cada vez más los jóvenes que tienen entre sus dedos un cigarrillo o un armado de tabaco, algo que se ve reflejado en toda la ciudad de Córdoba, pero curiosamente ciudad universitaria es uno de los puntos más conocidos por el hecho de que es lugar donde más nervios y ansiedad hay. Esto es debido a los componentes que el cigarrillo tiene escondido en la intimidad de un filtro y una ceda que producen una sensación de “tranquilidad” palabra destacada por diferentes estudiantes de la UNC. Sensación que se termina volviendo costumbre a dicha acción de aspirar, o “Fumar”.

Entre las consecuencias que este produce en el organismo y la salud de cada persona que consume tabaco sea pasiva o activamente podemos diferenciar dos tipos de efectos: los a corto plazo; que en el organismo podemos encontrar el aumento de la presión arterial y cardíaca e intoxicaciones agudas como: tos, faringitis y dolores de cabeza, también el comportamiento de los fumadores se ve perjudicado, se comienza con el consumo ocasional y esto va siendo más frecuente ya que es la misma persona la que encuentra ocasiones en las que es conveniente fumar, y a largo plazo podemos encontrar desde fatigas constantes, dolores de cabeza más intensos, hasta los diferente tipos de cáncer que los mismos componentes producen en el organismo humano, terminando en la llamada “ansiedad” que lleva a que la persona que quiere y no puede fumar se comporte agresivamente.

Esto es algo que se da desde hace tiempo. El 65% de los adultos afirman que comenzaron a fumar entre sus 12 y 16 años de edad pero siempre fue un tabú en la sociedad, ya que lo realizaban a escondida de sus respectivos padres para no generar conflictos. Hoy también se ve que jóvenes de 16 años en adelante comienzan con esta adicción por pura imitación a sus pares, o para sentirse parte del grupo y lo siguen haciendo por los efectos que este genera.Los estudiantes, quienes pasan momentos de ansiedad y nerviosismo a causa de exámenes lo toman como un calmante a aquellas sensaciones. Esta “droga legal” que hoy no falta en ningún grupo no solo afecta el bienestar del organismo sino que también al bolsillo de cada uno de los que la consume, quizás no haya para un insignificante pebete pero si va a haber aunque sea para un cigarrillo suelto que mata el hambre y calma a la persona. Pero nadie piensa en el momento de consumirla que con el tiempo y sin ellos darse cuenta este les va esfumando de a poco la vida.

Views All Time
Views All Time
197
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario