Hago de todo y sigo siendo obeso

“Parezco un globo que se infla por cualquier cosa, que tome o coma.” Esta es una de las tantas frases que se oye cuando hay una reunión o cuando alguien quiere justificar el porque se es gordo.

La obesidad es una de las causas mas comunes en aquellas personas sedentarias y abusan de la “buena mesa” comiendo o bebiendo más de lo que realmente necesitan para vivir. Ponen la escusa: “la vida esta para ser vivida”,  ” hoy es el ultimo día que como así” “mañana quien sabe si tendré esto mismo para comer”, etc.

Estas personas sufren de falta dominio propio, por lo tanto cada vez que comen no sienten saciedad, su cerebro no registra que está comiendo; por eso pueden ingerir grandes cantidades de alimentos sin tener hambre.
Por lo que se refiere a este tema el Dr Carlos Kozel y el Dr Carlos Escobar – ambos médicos naturistas – la obesidad no sólo es la parte estética o externa de la persona, si no también las consecuencias que sufren por dentro. En general estas personas no gozan de salud, son muy pocas las personas que podemos decir que engordan por problemas de glándulas como las tiroides, páncreas, gónadas como para nombrar algunas.

Mónica, una alumna de ciencias de la Comunicación nos cuenta su experiencia: yo probé de todo. Desde pastillas como la Xlecitina, Iodalgas, tes como piperpol para bajar de peso, hasta homeópatas. Pero todos me dieron soluciones cortas, al poco tiempo volvía a engordar.

El Dr Ramón Arias, médico especialista en trastornos celulares; dice hay que establecer un orden en la alimentación, colocar en primer lugar las vitaminas, oligoelementos, sales minerales, frutas frescas, verduras crudas y cocidas, cereales, miel en un 70% de la comida diaria entre todas ellas y el resto con proteínas que da la carnes.

En la fundación ALCO – Asociación de Lucha Contra la Obesidad- aconseja dentro de su tratamiento mantener 5 puntos esenciales para combatir la obesidad:

1- Alimentación equilibrada. respetar horarios para sentarse a comer.

2- Descanso: realizar una rutina horaria para acostarse. dormir por lo menos 8hs diarias.

3- Escuchar música relajante para tranquilizar la mente; puede ser música sinfónica o la que más le guste pero relajante.

4- Hábitos: mantener las manos ocupadas o entretenidas en algo. Masticar lentamente la comida. Distraer la mente con lecturas, trabajos culturales, paseos, excursiones, pintura, artes plásticas, etc.

5- Ejercicios: realizar ejercicios mejora la circulación. Comenzar una caminata de 30 minutos diarios en la primer semana y después ir incrementando el tiempo y la velocidad de la misma.

Para concluir, “Nuestro cuerpo es un EDIFICIO que hay que restaurar a diario, el ALIMENTO NUTRE  las células y éstas recomponen el organismo; pero COMER no significa ALIMENTARSE. Nunca se debe comer sin hambre”. – Este  último Dato fué extraído del libro Guía de Medicina Natural tomo I escrito por el Dr. Carlos Kozel-

 

 

Views All Time
Views All Time
495
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App