¿Fertilidad o Fraude Millonario?

BIOMÁS S.A. es una empresa de logística dedicada a la recepción y tratamiento de materia prima para la producción de Gonadotropinas de origen natural que esta realizando una colecta de orina en la ciudad de Córdoba.

Estas hormonas son extraídas del fluido que “donan” voluntaria y generosamente, miles de mujeres en el período de menopausia y embarazadas que serviría para la composición de un medicamento utilizado en los tratamientos de fertilización asistida de elevadísimo valor comercial.

Es cierto que esta hormona estimula el proceso de regulación de la reproducción, controlando la gametogénesis o producción de gametos (óvulos o espermatozoides). Y también que la prueba de HCG (gonadotropina coriónica humana) es la base del diagnóstico de embarazos. También se utiliza para diferenciar falsos embarazos que pueden constituirse en tumores, así como para diagnosticar el cáncer de próstata.

Guadalupe Aristarain, apoderada del laboratorio Biomás, consideró que se puede dar a una mujer la posibilidad de tener un hijo, donando su orina voluntariamente y adelantó que un grupo de promotoras con guardapolvos blancos, autorizaciones y credenciales, recorrerán los barrios para atraer donantes y distribuir los bidones necesarios (blancos en caso de mujeres menospausicas y azules en el caso de mujeres embarazadas).

Cada persona deberá recolectar 5 litros que luego serán pasados a buscar por el domicilio particular del donante tres veces por semana. Cada bidón viene con una pastilla o liquido que sirve para preservar el estado de la orina. A cambio el laboratorio se ha comprometido a realizar un pequeño obsequio, utencillos de cocina en su mayoría, por lo que ya dejaría de ser una donación plenamente solidaria.

Los representantes del laboratorio privado dicen que fueron autorizados por el Ministerio de Salud y que buscan sólo una actitud solidaria.

Aun más singular es que sea el propio Estado, – en este caso el municipio- el que favorezca a un estatuto privado con fines lucrativos altísimos.

“El negocio nuestro es recolectar la mayor cantidad de orina posible para después transformarla en hormona. Este trabajo hace más de 30 años que se hace en la provincia de Buenos Aires; hace más de un año comenzamos a hacer lo mismo en Santa Fe y Córdoba”. Explicó Juan Esteban Bonora, controlador de servicios externos de BIOMÁS S.A.

Ahora bien, la empresa fue denunciada en Mendoza por pedir orina en forma ilegal a la población. La historia empezó en el municipio de Guaymallén, cuando la firma empezó a solicitar a esa comunidad orina para utilizarla en presuntos estudios de fertilidad.

Todo empeoró cuando Biomas confesó la entrega de “kits” con productos a cambio de esa orina. La mezcla de estudios médicos con marketing encendió el alerta en el ámbito profesional y técnico de la provincia, a pesar de que el municipio había dado el consentimiento para el proceder de la empresa.

Desde la Universidad de Cuyo denunciaron que no era ético el proceder, porque no estaban además claros los usos que se le darían a esa orina.

El obstáculo con que se encuentran los laboratorios a la hora de comprar la “materia prima”, es que las leyes de donación de órganos impiden la comercialización de los fluidos humanos.

Esto no es todo, lo más llamativo es que en cuentas sin registrar en el HSBC Ginebra (Suiza) aparece el Laboratorio BIOMÁS S.A. entre otros establecimientos con cuentas bancarias sin declarar, las cuales están siendo investigadas.

El laboratorio utiliza en los folletos frases como “Usted puede darle a una mujer la posibilidad de tener un hijo, donando su orina voluntariamente”, “Usted desecha algo que otras mujeres necesitan para poder ser madres” recursos de manipulación ¿Destinados a la promesa o un interés financiero propio?

Views All Time
Views All Time
627
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App