“Ellos los juzgan, nosotros los condenamos”

El jueves 25 de agosto entre las 11 y 14 horas se dictó el último juicio de la Megacausa “La Perla/Campo de la Ribera” en Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Córdoba Nro. 1. La sentencia, leída por el juez Jaime Gavier Diaz, condenó a 28 acusados a prisión perpetua por los delitos de lesa humanidad cometidos en Córdoba durante el golpe de Estado entre 1976 y 1983.

Afuera del recinto, una pantalla transmitió el fallo en vivo. Una amplia convocatoria entre agrupaciones estudiantiles, docentes, ciudadanos, organizaciones gremiales y militantes agitaron banderas, cantaron y dijeron ¡Presente! cada vez que nombraron desde el escenario a los desaparecidos. Una multitud de lo más heterogénea que dejó de lado cualquier diferencia ideológica u de otra índole para unirse y recibir, tras 40 años de espera y 354 audiencias, la justicia por la que nunca dejaron de luchar.

Las claves del Megajuicio

Comenzó en diciembre del 2012, e investiga delitos de lesa humanidad, esto es, toda aquella injuria cometida por un Agente estatal con el consentimiento del propio Estado. En este caso,  Privación ilegítima de la libertad, homicidio calificado, abuso deshonesto, aplicación de tormentos seguidos de muerte (entre otros) dejaron un saldo de 716 víctimas, 340 sobrevivientes, 13 fallecidos en tortura y 363 desaparecidos y/o asesinados entre marzo de 1975 y diciembre de 1978. Los principales centros de detención fueron Campo de la Ribera, Casa de Hidráulica, D2 y La Perla.

En este séptimo juicio, la condena recayó sobre 43 imputados, de los cuales destaca el ex Jefe del tercer cuerpo del ejército durante la dictadura, Luciano Benjamín Menendez. Culpable de 52 homicidios, 260 secuestros, y 656 casos de torturas, es el acusado con la mayor cantidad de penas máximas.

 Entre todos gritamos nunca más

Muchos de los que se encontraban afuera de Tribunales enseñaron pancartas y afiches con nombres e imágenes de las víctimas de la represión: sean amigos, familiares, parejas, todos marcharon para recordarlos, para reafimar el nunca más y compartir sus testimonios.

Eva Caffruno, integrante del gremio de trabajadores APINTA, calificó a los condenados como genocidas y explicó que tanto ella y sus compañeros consideran que “Cosas como estas no deben olvidarse jamás” para evitar que vuelvan a suceder.

Isabel Meisozo vino de La Falda y es ex mujer del co-fundador de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos Guillermo Lorusso, un “desaparecido que reapareció”. Evidenció que cada vez más jóvenes se preocupaban por asuntos políticos en el país, y aprobó totalmente dicha actitud.

“Mi hermana Alicia Landaburu y su pareja Osvaldo López fueron asesinados en La Perla y lo hicieron pasar como que murieron en un enfrentamiento cuando fue falso, lo cual está comprobado. Yo sólo pido que sea el juicio justo que ellos no dieron a sus víctimas”, expresó María Esther Landaburu.

Quienes pertenecen a la nueva generación también dieron a conocer sus historias. Nina Llorens, alumna de secundario, perdió a su abuela a los tres años. “La secuestraron y hasta el día de hoy sigue desaparecida”, aseguró la nieta.

Por las 30000 víctimas, por el ejercicio pleno de la democracia, por los Derechos Humanos, este hecho se convierte en histórico para los cordobeses el juicio ha llegado a su fin.

 

Views All Time
Views All Time
433
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App