Ciencia al alcance de todos: Entrevista a “El gato & la caja”

El Aspirante entrevistó a Facundo Álvarez Haduan, uno de los integrantes de “El  gato & la caja” en el 1º Encuentro Nacional de Arte Diseño y Comunicación (ENADiC). 

“Para estar realmente incluído hay que también ser libre, y eso se aprende formando a los más chicos en pensamiento crítico, en método científico, en eso que es básico y que tiene que ver con cómo construímos el conocimiento y, en definitiva, nuestro pensamiento y nuestra forma de tomar decisiones”

La ciencia se nos presenta como un conocimiento alejado de nuestras vidas cotidianas. cuando pensamos en un científico se nos viene a la cabeza la idea del “científico loco”que realiza experimentos en su laboratorio.

Diario el aspirante tuvo la posibilidad de hablar con Facundo Álvarez Heduan  y Pablo Gónzalez  Ellos son biólogos, egresados de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y nos contaron acerca de este interesante proyecto de comunicación que es el gato y la caja.

¿Qué es “El gato & la caja“? ¿ y quiénes lo integran?

Hoy el Gato es  un experimento de comunicación. La idea es transmitir no sólo el contenido científico, sino más bien contagiar la forma de abordar las preguntas. Más que nada, la pregunta es ¿cómo hacemos para vivir en un lugar lo más piola posible?, y resulta que todo nos indica que muchísima gente está tratando de tomar decisiones más basadas en evidencia y no ser meras víctimas  de la capacidad de uno de imponerse ante el otro. Hablar de ciencia es hablar de la necesidad de discutir más sobre cosas y menos sobre personas, y de entender que es muchísimo más difícil mentirle a alguien que repregunta hasta entender los argumentos y sobre todo, la evidencia que los apoya. En ciencia toda idea puede ser atacada con el objetivo de que, a partir de encontrarle puntos ciegos, nazca la posibilidad de encontrar una mejor comunicación.
Formamos parte de este proyecto Juan Manuel Garrido, Pablo Gónzalez y yo (Facundo Álvarez Heduan). Todos somos egresados de la UBA, Juanma es diseñador Gráfico y Pablo y yo biólogos, en camino hacia nuestros doctorados.
¿De dónde vienen el nombre ?
Tanto nos gusta la idea de que una buena pregunta puede ser hasta más importante que la respuesta, que elegimos El Gato y La Caja por el experimento mental de Schrödinger. A él no le cabía ni un poco la interpretación de Copenhague y planteó un experimento mental para mostrar lo anti-intuitivo y complicado que puede resultar el análisis del mundo macroscópico a través de las leyes de la cuántica, que rigen el comportamiento de las cosas más pequeñas que conocemos.
¿Cómo se conocieron? ¿y cómo surgió la idea de mezclar comunicación y ciencia?
Los tres usamos mucho Twitter, y es algo que tarde o temprano, te amontona. Un día Juan fue a un recital donde Pablo laburaba en técnica, porque Juan es de esos tipos que por una entrada gratis hace casi cualquier cosa. A partir de ahí se hicieron amigos. Lo de Facu y Juan es más divertido. También fue por redes sociales, pero técnicamente Facundito trató de levantarse a Juama, alegando que la confusión se dio porque este último usaba un avatar de chica. Técnicamente, funcionó, porque ahora viven juntos. Pero son sólo amigos, dicen ( Risas).
De compartir tiempo y charla, se fue amasando una sensación de que, aún viniendo de formaciones muy distintas, compartíamos una forma de ver el mundo donde el arte y la ciencia tienen un lugar muy presente. Queriendo consumir contenido que usara lo científico y lo artístico no como objetos de estudio sino como formas en las que observamos y experimentamos el entorno, y no encontrándolo de la forma que queríamos, tratamos de crear eso que queríamos consumir.
¿Qué expectativas tienen con el gato y la caja? ¿y qué opinan de la repercusión que han tenido en las redes sociales?
Las expectativas que tenemos es seguir haciendo, probando, expandiendo nuestros proyectos, acompañando otros y tratando de contagiar cada vez más esta idea de que la ciencia y el pensamiento crítico son tan fascinantes como imprescindibles.
Con respecto a la repercusión, no tenemos idea. Es muy, muy difícil medir algo desde el centro de eso mismo. Sabemos el orden de magnitud de gente al que le está llegando lo que hacemos (que viene a ser lo recontra loco de redes sociales, la capacidad de ofrecernos MUCHOS datos de cómo evoluciona una comunidad), pero un número tan abstracto es difícil de entender en términos reales de personas que pueden estar compartiendo activamente esto. Sabemos que para hacer cualquier cosa se necesita de un motón de gente, así que la única respuesta lógica es : la repercusión todavía no es la suficiente, y a eso le renes que sumar que entendemos a las redes sociales como una herramienta. Tanto Facebook, Twitter o Instagram nos sirven para cambiar la manera en la que nos relacionamos y consumimos contenidos, pero al mismo tiempo hay que poder actuar efectivamente aparte de escribir, leer y hacerle “click” a las cosas. Cualquier cosa en redes sociales es recontra importante, pero es solamente un paso para tratar de hacer cosas.
Por último, ¿qué opinan de la educación en Argentina?
Los 3 somos fruto de la universidad pública (UBA), y en algún fuimos docentes de la misma. La universidad pública es una de las cosas más maravillosa que tenemos. Tanto, que estaría bárbaro que toda la gente que tenga las ganas y la vocación tenga la posibilidad de tener acceso a ella. El tema es que para eso tenés que ir para atrás y hacer un colegio secundario realmente bueno, y para eso tenés que ir todavía más atrás y ver cómo formar a los más chicos de las generaciones que vienen.
Es importante que entendamos que la necesidad de inclusión en la escuela también incluye la libertad de tomar buenas decisiones. Para estar realmente incluído hay que también ser libre, y eso se aprende formando a los más chicos en pensamiento crítico, en método científico, en eso que es básico y que tiene que ver con cómo construímos el conocimiento y, en definitiva, nuestro pensamiento y nuestra forma de tomar decisiones. Tenemos gente excelente en el país trabajando en ciencia y educación, y tenemos educadores que tienen ganas de estar en contacto con los avances que hacen los investigadores. Empecemos por hablarnos, los dos, y en las dos direcciones.
En una de esas no es cuestión de arrojarle tecnología al colegio o de atosigar a los nenes con datos sino de entender que el acceso a la información es cada vez mayor y lo que necesitamos transmitir es cómo hacer para diferenciar información buena de mala, confiable de chamuyo, y que el conocimiento no se imparte sino que se comparte, y para eso necesitás que el chico entienda, no solamente repita. De nuevo, las respuestas son hermosas e indispensables para entender el mundo, pero el mayor poder yace en la capacidad de dudar, de cuestionar y de generar cada vez más y mejores preguntas.
Para conocer más sobre el Gato y la Caja ingresá a:

 

 

Views All Time
Views All Time
854
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Close

Entradas recientes

Twitter App