Burundanga: El fantasma que atemoriza a todos

Burundanga: El fantasma que atemoriza a todos

La droga utilizada para anular la voluntad de sus víctimas, llega a Córdoba.

En la ciudad de Córdoba se ha registrado solo un caso oficial de burundanga. Pero en las redes sociales hay numerosos casos que no llegaron a ser denunciados. Es una droga que a través del tacto hace su efecto. La mayoría de sus víctimas, mujeres entre las edades de 15 años y 25 años. Ya que estas, en su mayoría, andan solas por la ciudad y son consideradas un “blanco fácil”.

Escopolamina o también conocida como “burundanga” es un alcaloide que actúa sobre las zonas del cerebro que se relacionan con la memoria y el conocimiento. Allí es donde produce amnesia temporal. Tiene efectos físicos o síntomas como mareos, presión en el cuello, presión cardíaca, boca pastosa, sensación de ahogo, desorientación y en casos extremos alucinaciones.

Una víctima, alumna de la Universidad Nacional de Córdoba, aseguró que ella ayudó a bajarse de un transporte público a una señora mayor. Dicha señora presionó brutalmente el brazo de la víctima. Minutos después comenzó a sentir un cosquilleo en su brazo y mareos. La víctima que rápidamente se dirigió hacia un supermercado de la zona, permaneció allí hasta que su madre fue a retirarla.

Si bien es una droga que amenaza mayormente a víctimas femeninas, también fue utilizada numerosas veces hacia víctimas masculinas con el objetivo primordial de robarles, ya sea celulares, billeteras o mochilas. Como en el caso de un muchacho que fue convidado un caramelo con burundanga de un vecino y una hora después, el vecino ingresó al departamento de la víctima que estaba descompuesto y le desvalijó la casa sin generar la mínima sospecha.

La burundanga viene en polvo, ampollas o gotas. Se aconseja que una vez que la víctima sienta los primeros síntomas, si esta se encuentra en la calle, se acerque a un local o a un supermercado más cercano y le pida al empleado que llame a una ambulancia. Se recomienda que no circulen solos por la calle cuando sientan los primeros síntomas, ya que el atacante se puede hacer pasar por un conocido cuando la víctima comience a desvanecer.

Una droga que circula a nuestro alrededor, silenciosamente va generando temor.

Views All Time
Views All Time
816
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario